jueves, 2 de junio de 2016

Decoración japonesa

Decoración japonesa

Si está interesado que el interior de su hogar sea un espacio en el que se respire un aire cargado de calma y que incite al descanso y relax, sin duda la decoración japonesa es el estilo decorativo que usted está buscando.

Para esto es indispensable recalcar que el Zen es la consigna principal de estos interiores, por lo que debe buscar espacios elegantes y relajados, en los que exista un equilibrio energético en todo lugar.


En la cultura japonesa no cabe la palabra desorden, se prioriza la vida simple y ordenada, por ello el estilo de todos los elementos que busquemos será sencillo y de líneas depuradas. Los materiales básicos son los que se inspiran en la naturaleza como la madera, bambú algodón, lino o papel de arroz, entre los principales.


Para los colores de un interior de estilo japonés se debe utilizar tonos neutros como blanco, beige o marrón claro, con toques de color que rompan la monotonía como rojo, verde o azul.


Los muebles deben ser de materiales naturales. Los suelos de madera son los más apropiados, pero puede suplirlos con alfombras. Los cojines y los futones no pueden faltar en un interior japonés, muy cómodos para sentarse en el suelo. Para las camas, puede optar como solución una cama baja, e incluso puede colocar el colchón sobre un tatami (estera). Los biombos, utilizados para separar espacios o ambientes son un clásico en esta decoración, aparecen como los objetos más representativos para identificar este estilo, los biombos combinados con puertas de estilo oriental darán el toque final ideal a su ambientación de estilo oriental.


Si está pensando en accesorios decorativos apropiados, velas, faroles de papel de arroz, fuentes de agua o plantas son algunas de las opciones para resaltar aún más este peculiar e interesante estilo.


La composición floral suele ser una marca de distinción de este formato, lo que aporta un toque de alegría, pero como la ornamentación floral es todo un arte, es interesante aprender a dominarla. Se pueden crear ikebanas fabricadas a base de flores frescas o secas en número impar, esto varía del gusto de cada persona, se basa en la armonía de una simple construcción lineal y la inclusión de flores o elementos que nos puede ofrecer la propia naturaleza.


En resumen, optar por este estilo es hacer una apuesta por la sencillez y la armonía. Con pocos elementos decorativos se puede dar al hogar un toque absolutamente oriental permitiéndonos así modificar nuestro entorno vital más íntimo. No es imprescindible optar por esta línea para toda la ambientación de su hogar, puede escoger un área en particular como una habitación, una terraza cubierta, o un ala de su casa donde pueda escaparse de la rutina y crear un ambiente de relax, que con mucha imaginación le lleve al otro lado del planeta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario